En el barrio de los zapateros continúan dando cátedra empresarial

𝐄𝐋 𝐑𝐄𝐒𝐓𝐑𝐄𝐏𝐎, 𝐂𝐎𝐍 𝐋𝐀 𝐂𝐀𝐑𝐀 𝐄𝐍 𝐋𝐎 𝐌Á𝐒 𝐀𝐋𝐓𝐎

¿Habrá, en Colombia y el resto del mundo, un sector de tanta pujanza como el que existe en el sur de Bogotá?


Como dice la diva Amparo Grisales ¡me ericé! Y no es para menos. El impacto económico que se vive y se siente en el barrio Restrepo es fenomenal.

Es un sector visitado a diario por miles de personas, en su mayoría protagonistas de la industria del calzado y afines, a quienes no hay que preguntarles a qué se dedican: son zapateros, a quienes se les identifica hasta por su forma de caminar, es gente amable, que maneja su tiempo con reloj o celular; que anda con afanes, pensando en cómo produce el mejor calzado, para sostenerse.

La industria del calzado es tan generosa que nos da para que comamos todos, dicen quienes en cada paso tienen pintado el cómo satisfacer a los consumidores con un zapato, además de elegante, que reúna los parámetros de un excelente artículo. ¿Que por qué nos ven 5 de los 7 días de la semana en el Restrepo? Porque allí está lo que necesitamos y muchas ideas. Ese podría ser el misterio del porqué visitamos el barrio, casi que continuamente”, señalan los zapateros, a quienes así les ofrezcan insumos en la puerta de sus casas y lugares donde ensamblan el calzado, es una costumbre tener un contacto directo con los peleteros, empresarios y comercializadores del Restrepo, que es el punto de encuentro del Gremio del Calzado y Afines más importante del país y, sin exagerar, del orbe.


EXCELENTE POTENCIAL

Las más de 300 peleterías (distribuidores de materiales), más los puntos de venta de fábrica de calzado y los más de 500 almacenes y tiendas de venta de zapatos, sin contar el comercio en general (900), son una muestra del potencial que se sostiene y se mantendrá gracias a la decisión de los empresarios, quienes han sido estandartes de la productividad (60 años) y el comercio (80 años).


Lo que preocupa es la escasa importancia que les da los Gobiernos local, distrital y nacional al desarrollo productivo en la Localidad Antonio Nariño, que abraza, además del Restrepo Ampliado, al Policarpa sector de textiles y confeccionistas; a La Fragua, La Fragüita, Ciudad Berna, Ciudad Jardín y Villa Mayor, en los que están asentados entre 7 y 8 mil fabricantes de calzado, ropa, marroquinería, tapicería y artículos esenciales de la moda, sin contar otras líneas de la economía, que pasan desapercibidas, pero impactan en lo económico y social.


MÁS ACCIÓN

El Restrepo Ampliado saca la cara por la productividad, el empleo y el bienestar de mucha gente, y los inversionistas reciben poco, situación que deberá cambiar de inmediato, comenzando por la negligencia de la alcaldesa Local Mónica Alejandra Díaz Chacón, quien permanece poco en su oficina y no ha tenido la voluntad de firmar una cantidad de documentos que son trascendentales en la recuperación del sector productivo, que no se suscribe únicamente a la fabricación y venta de calzado y ropa, sino al mejoramiento de la parte inmobiliaria, que requiere avances para que sea más atractiva y convoque a más consumidores.

Durante las administraciones de Giovanny Monroy y Eduardo Augusto Silgado no se hizo lo que se tenía que hacer por la industria y el comercio; ahora con Mónica Alejandra Díaz se nota mucho más la ausencia de la autoridad, lo que, unido a la inseguridad, tiene preocupados a los 119 mil habitantes de la Zona 15, que le piden a Claudia López que, en vez de estar lanzando improperios, demuestre que defiende el desarrollo empresarial, a las empresas organizadas que generan empleo e impuestos, y no es cómplice de la informalidad, que en vez de calidad de vida, lo que atrae es una pobreza incontenible.


AYUDE… ALCALDESA

Alcaldesa Claudia López, póngase en los zapatos de los industriales y comerciantes del sistema moda, tanto de barrio Restrepo Ampliado, como de Bogotá, en quienes, según su gobierno, ha invertido millones de pesos durante la pandemia, pero los micro, famis y pequeños zapateros y confeccionistas dicen que no han recibido un centavo.

El día que el Restrepo se quede sin productores y comerciantes de calzado y afines, el barrio no sabemos cómo se llamará… la industria del calzado lo es todo. Que algunos oportunistas estén sacando provecho del buen nombre de los zapateros para pescar en río revuelto, no quiere decir que el conglomerado atraviese por su mejor momento.


ENCANTADORES…

Utilizando como rampa el nombre del Clúster del calzado del Restrepo, más de uno ha presentado proyectos, que no han tenido ningún impacto entre los zapateros, que necesitan fortalecerse desde la base para dar más empleo y pagar salarios que, si bien no son millonarios, contribuyen a la mitigación del hambre de miles de familias.

Los empresarios, en toda su extensión, al igual que la comunidad, defenderemos a capa y espada la industria del calzado y la economía del barrio Restrepo Ampliado, que requiere recursos para reactivar la economía.

Alcaldesa Claudia López, al grano… no más caramelo, como el que les dio la secretaria de Desarrollo Económico Carolina Durán a los zapateros y afines del Restrepo.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo