LA ECONOMÍA DE BOGOTÁ EN MANOS DE ALFREDO BATEMAN

La experiencia del samario es básica para el crecimiento empresarial

Los actores del sistema moda: calzado, confecciones y afines, esperan apoyo del experimentado ejecutivo.





Por fin nombraron a un Secretario de Desarrollo Económico que conozca lo que es y qué significa el empresariado y el comercio para Bogotá.

La designación de Alfredo Bateman Serrano le cae como anillo al dedo a la ciudad, que necesita con urgencia un ejecutivo que vaya al grano e interactúe con quienes le dan identidad económica al Distrito.

Bateman, desde administraciones anteriores, se convirtió en un hijo del gremio del calzado y afines del barrio Restrepo Ampliado (proceso de Zasca), aplicando una pedagogía: escuchando a los zapateros, marroquineros y tomando decisiones.

Hasta donde le permitieron actuar, Alfredo Bateman, como consultor, hizo lo que tenía que hacer, lo cual crea expectativas, respecto a lo que podrá poner en marcha como máximo ejecutivo de la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, para que la industria del calzado del Restrepo Ampliado logre una reactivan efectiva; la pandemia dejó, especialmente, a los micro, famis y pequeños industriales, fuera del sector y habrá que rescatarlos.

El reto que tiene don Alfredo, es bien grande. La economía capitalina, desde que apareció el Covid-19, ha tenido más bajas que altas, por la informalidad, que volvió flecos a la industria y comercio organizados, que también tuvieron que optar por el rebusque ante la imposibilidad de pagar arriendos, servicios, impuestos y sostener empleados.

"Es un gran economista experto en temas urbanos, experto en temas de aglomeración de economía urbana por eso su asesoría en cómo diseñar la estrategia, que vamos bien; Bogotá salvó la vida en 2020 y salvó la economía en 2021", dijo la alcaldesa Claudia López, durante el juramento.

El nuevo Secretario de Desarrollo Económico ha liderado en Bogotá, durante 2020 y 2021, el diseño e implementación de la Estrategia para la Mitigación y la Reactivación Económica (EMRE) para superar la crisis de la pandemia. O sea que sabe cuáles son las decisiones que se deberán tomar en aspectos de recursos, para que el aparato productivo del Distrito retome el ritmo lo más pronto posible.

Alfredo Bateman, quien tomó la silla que ocupó durante dos años Carolina Durán, es Economista y Especialista en temas de desarrollo urbano. Tiene amplia experiencia en el sector público y como consultor. Y lo mejor: tiene dibujada la ciudad productiva, en la que el sistema moda -zapateros, confeccionistas y afines- es fundamental.

“La reactivación solo es posible por un trabajo articulado público - privado, pero sobre todo de la resiliencia de los empresarios y empresarias de Bogotá; yo creo que un legado muy importante es que la Secretaría de Desarrollo Económico es y va a seguir siendo ese eje articulador con el tejido empresarial de la ciudad”, dijo Alfredo Bateman, a quien le pedimos revivir la industria del calzado, confecciones y afines de la Localidad de Antonio Nariño, centralizada en el barrio Restrepo (zapateros) y textileros y confecciones del barrio Policarpa, que son un símbolo de la economía de la ciudad, de Colombia y el mundo.

EMRE es un espacio de coordinación intersectorial para la reactivación económica con el cual se logró la articulación de las entidades del Distrito para generar o gestionar 406 mil empleos en la ciudad entre 2020 y 2021 (300 mil de ellos en 2021), así como el apoyo al fortalecimiento de cerca de 93 mil unidades productivas (53 mil en 2021) mediante acceso a financiamiento, asistencia técnica, digitalización, entre otras estrategias.

Con EMRE adicionalmente, en 2021 se logró la formación de más de 120 mil personas a través de diferentes acciones de distintas Secretarías y sectores, y la formalización de un poco más de 10 mil empresas.

Desde el espacio del comité EMRE, Alfredo Bateman ha coordinado el diseño de programas, en el marco del Rescate Social, para atender en este 2022 la situación de poblaciones específicas particularmente afectadas por la pandemia, como el programa Empleo Joven que incentivará la empleabilidad formal de más de 40 mil jóvenes en alianza con el sector privado, el Gobierno Nacional y las Cajas de Compensación Familiar.

También ha sacado adelante un programa para apoyar procesos de generación de ingresos de mujeres, que beneficiará a cerca de 30 mujeres en la ciudad y 10 mil de sus unidades productivas. Finalmente, con el apoyo del BID, el diseño y puesta en marcha, este año, de un programa de pago por resultados de empleabilidad orientado a mujeres para cerrar las brechas de acceso al mercado laboral para al menos 10 mil mujeres.


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo