top of page

La empresa vallecaucana lanza nuevas colecciones en Bogotá

CALZADO RÓMULO, EL INVITADO DE HONOR

El Gladiador, marca de zapatos para hombre, que garantiza salubridad para diabéticos, la gran novedad.



DONDE EXPONE Calzado Rómulo, siempre habrá nuevas tendencias, en las que se conjugan el diseño, los colores, el confort, la salubridad y la calidad, que durante 57 años han sido un don de la fábrica que preside Rómulo Marín, quien en 1974 se enamoró del arte de la zapatería y solo lo sacará el Topoderoso, porque, pese a haberle entregado el mando a sus hijas Rosario y Anaís, continúa siendo el bastión de un emprendimiento que cruzó fronteras, que le da empleo a más de 1.200 personas, entre madres, padres cabezas de familia y a los jóvenes de bajos recursos, quienes han encontrado en Calzado Rómulo su segundo hogar y tienen la posibilidad de profesionalizarse en este arte, que requiere de expertos.

Rómulo Marín, galardonado en 2022 como el Mejor Empresario del Año, no escatima esfuerzos. Le invierte al equipo humano y le inyecta tecnología a Calzado Rómulo, para que esté a la par de las más competitivas y así cumplir con la meta de hacer 10 mil pares día, en la planta de Jumbo, Valle.

Es un industrial que ha hecho realidad los sueños de darle a la zapatería el estatus que merece. El calzado me ha dado lo que tengo, al igual que alegrías, comentó el señor Marín, muy feliz porque la empresa camina a la perfección bajo el mando de Rosario, versada en aspectos empresariales, pero en especial en producción de calzado, y quien, por la constante rotación de moda, exige, junto a su hermana Anaís (directora de diseño), que todos estén pendientes de lo que requiere el mercado y de esta manera satisfacer a los miles de consumidores; es hecho para toda clase de compradores.

Calzado Rómulo es el invitado de honor de Acicam a la Feria Internacional del Cuero, Calzado, Insumos, Tecnología y Afines, que se realiza en Corferias de Bogotá. Vamos a exponer en el Pabellón 6, Stand 230. Allí estaremos con tres marcas: Romulus, Cruz Verde y Calzado Rómulo, manifestó Rómulo Marín, quien en esta ocasión lanza una colección novedosa: El Gladiador, Calzado Especial Para Hombres Diabéticos, que es el resultado de una serie de estudios que buscan llevarle, además, de comodidad, felicidad a los pies de quienes necesitan un calzado suave.

Según expertos, Calzado Rómulo es la empresa que más analiza cuál es el tipo zapato que les encanta a ellos y ellas. Por eso tienen a los pies un mercado, no solo a nivel nacional, sino internacional. Es una política del fundador Rómulo Marín, quien para ubicar su industria en la élite ha tenido que analizar cada uno de los pasos de los consumidores, quienes encuentran a Calzado Rómulo en todas partes…es una marca que se ganó una clientela; de ahí las apuestas por tenerles lo mejor.

La presencia de Calzado Rómulo en la IFLS atrae comercializadores. Es un acierto de Acicam, en cabeza de Jorge Andrés Zuluaga, el tenderle una invitación especial, pues, como se recordará, exhibían en un hotel cercano a Corferias. Ahora está con la familia del calzado de Colombia, que reúne a 280 expositores, y eso pesa bastante a la hora de hablar de negocios.

Calzado Rómulo es de las pocas fábricas que se dan el lujo de decir: vendimos 10, 12 y 15 mil pares, después de las ferias. Ellos tienen un sistema en el que la responsabilidad prima: y es que saben hasta dónde pueden dar respuestas inmediatas en productividad. Elemento que juega muchísimo para los comercializadores, que piden equis cantidad, y a la hora de las entregas no tienen la capacidad de hacer los pares solicitados. En eso, Calzado Rómulo es metódico. No es llenar por llenar talonarios, tiene que existir seriedad de parte y parte. Es otro valor agregado, que tiene caminando desde que creó la fábrica Rómulo Marín, un catedrático a quien agrada escuchar… entre broma y broma canta verdades sobre la zapatería, que debe estar unida, según este vallecaucano, que se ha ganado el respeto, el cariño de sus colegas y de ejecutivos del Gobierno… lanza pullas, que son ciertas, en cuanto al manejo que le dan desde el Estado a la Industria del Calzado y Afines, al sistema moda, que da mucho y recibe poco.

Rómulo Marín es un referente del sector calzado de Colombia y del mundo, a quien se le deberá preguntar siempre ¿cómo ha hecho, además de sus conocimientos, para mantener estable su empresa de zapatos que, por el tamaño, requiere de muchísimo billete, para no tropezar? Para sostener una nómina que sobrepasa los mil empleados, es necesario vender mucho. Al igual que para responder por impuestos y demás arandelas. Quienes hacen empresa en nuestro país, son héroes… el señor Marín es uno de ellos y más si se trata de la Cadena Productiva del Cuero, Calzado y Afines, que debe enfrentar una competencia, en la que el contrabando y otras triquiñuelas buscan sacarlos del mercado.

Rómulo Marín ha logrado sus objetivos, pero quiere más como zapatero, y no es dinero; es dignificar un oficio en el que lo que se hace con las manos, se acaba con los pies… fabricar calzado, que es esencial en la autoestima de cualquier ser racional.

Si un 5-10 por ciento de los zapateros tuvieran la decisión e inteligencia, como las tiene en la práctica Rómulo Marín, los considerados magos del calzado no le darían ni a los tobillos a los industriales colombianos, que saben hacer pero carecen de algo que es imprescindible: mostrar sus obras como debe ser y sin temores meterse en la horma de la legalidad, como lo hizo Rómulo Marín, quien entendió en el momento oportuno, que si no pertenecía al grupo de los que juegan limpio, la competencia lo habría utilizado y marginado del quiero ser un empresario del calzado ejemplar, que es para aplaudir en Marín, quien para ubicar a Calzado Rómulo en la élite, primero tuvo que ser obrero, luego soportar varias quiebras. Hasta que entendió que la zapatería es tan maravillosa, que el que cae se levanta y continúa, pero por el camino que es, en el que habrá unos que otros tropezones y resbalones, que con la madurez se superan.

Muchas veces se dice, en la industria del calzado, que aquel se enriqueció con los zapatos, sin antes tener la delicadeza de averiguar qué sacrificios tuvo que hacer para, a punta de calzado, salir de la pobreza.

Gracias don Rómulo Marín por darle identidad a la industria del calzado de Colombia.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Couldn’t Load Comments
It looks like there was a technical problem. Try reconnecting or refreshing the page.
bottom of page