La Navidad y el Año Nuevo se viven y sienten en San Victorino

A COMPRAR EN ¡LO NUESTRO! DEL MADRUGÓN

Las festividades brillan con luz propia en el centro de Bogotá, por donde desfilarán, del 1 al 31 de diciembre, más de 5 millones de consumidores de calzado y vestuario.



Las festividades brillan con luz propia en el centro de Bogotá, por donde desfilarán, del 1 al 31 de diciembre, más de 5 millones de consumidores de calzado y vestuario.


La reactivación económica se vive a mañana, tarde y noche en San Victorino, por donde desfilarán más de 5 millones de compradores, entre mayoristas y minoristas de calzado, ropa y muchos artículos más, durante los últimos 31 días del 2021.


Los administradores del centro empresarial más gigante de Bogotá y de Colombia, conjuntamente con las autoridades, han diseñado un plan que les garantiza a los consumidores, turistas y visitantes, ir de compras al sector que tiene como atracción, entre otros, LO NUESTRO (CARPAS Y CONTENEDORES DEL MADRUGÓN), en el que más de 1.200 microempresarios del calzado y confecciones venden las últimas tendencias de moda, hechas en Colombia.


Estamos elaborando zapatos y ropa durante las 24 horas, para que nuestros compradores escojan y luzcan lo mejor de la moda, en Navidad y Año Nuevo, dicen los protagonistas del sistema moda de la Capital y del centro del país, quienes confían en hacer ventas de acuerdo a las grandes inversiones que han hecho, por los altos precios de los materiales.

Esto no quiere decir que el calzado y ropa tendrán costos exagerados. Por el contrario, queremos demostrar que los empresarios de Colombia, además de estar al pie de la moda, manejamos precios justos, que se acomodan al presupuesto de todos. Todo en volumen, es más barato. Los comercializadores, mayoristas y minoristas, acuden a nosotros porque encuentran ganancias por punta y punta: por las cantidades y pagos al contado, y lo mismo hacen las familias, más ahora, cuando es necesario medir gastos, expresan quienes desde hace muchos años encontraron en San Victorino un sitio preciso para vender calzado y ropa, como productores y comercializadores.


El telón se subió en Lo Nuestro (Carpas y Contenedores del Madrugón), El Gran San y Neos Centro, que son referentes en todos los aspectos: organización, seguridad, bioseguridad y logística. Y más ahora, por los protocolos para contrarrestar el Covid-19, en el que es indispensable el uso del tapabocas, el distanciamiento… y el cero aglomeraciones.


Esta será una prueba de fuego para los comerciantes del corazón de la Capital, que en plena pandemia lucharon por la supervivencia económica, y con la amenaza de un cuarto pico deberán demostrar que están preparados para evitar medidas que restrinjan las actividades comerciales.


Hoy, lo único verdadero es que hay un movimiento empresarial y comercial que mueve la caja y tiene sonando motores. El calzado y ropa tienen una excelente demanda y hay que aprovecharla para que la recuperación económica no sea teoría, sino una verdad, que la tienen los inversionistas del sistema moda, que al final del ejercicio nos contarán si valió la pena tanto endeudamiento y sacrificio.


¡🅑🅤🅔🅝🅐🅢 🅥🅔🅝🅣🅐🅢!




9 vistas0 comentarios