top of page

LA SEMANOTA COMERCIAL, REAPARECIÓ CON TODO

CLUSTER PARA RATO

La Cámara de Comercio de Bogotá y la Alcaldía Local de Antonio Nariño, despertaron a los zapateros del barrio Restrepo Ampliado, quienes ahora tienen la opción de realizar negocios más seguros




LA Economía Popular, entró pisando durísimo al barrio Restrepo, que es sinónimo de calzado y prendas de vestir en cuero. Con la realización de la Semanota Comercial Cielos Abiertos – Feria del Cuero, Calzado y Marroquinería (realizada del 4 al 10 de noviembre), que dejó huellas, la Cámara de Comercio de Bogotá y la Alcaldía Local de Antonio Nariño, encumbraron a los zapateros quienes, al menos por un momento, volvieron a sentirse importantes.

El evento tuvo impacto nacional e internacional, por la presencia de los medios de comunicación, de compradores mayoristas y minoristas, lo mismo que de personalidades de la categoría de Mario Hernández y de ejecutivos de marcas, que reconocieron la importancia que tienen los zapateros del sector en el desarrollo de la Cadena Productiva del Cuero, Calzado, Marroquinería y Afines.

La Semanota Comercial fue un magnífico abrebocas para lo que será el futuro de la fabricación y comercialización de zapatos en el barrio Restrepo Ampliado. Ahora, con la reapertura de la sede de la Cámara de Comercio, ésta tendrá un impacto interesante por los programas que se pondrán en marcha el próximo año y que han sido diseñados especialmente para el sector.



La estrategia de Ovidio Claros, presidente de la CCB, es halagadora y, de la mano con el gobierno local, hará que la industria del calzado vuelva a ser una potencia, que ya lo es, pero requiere de esfuerzos comunes para que sea un adalid del sistema moda e inigualable en la generación de empleo… mano de obra e impuestos. Esto exige que los zapateros estén en la horma de la legalización, la que ha sido una piedra en el zapato, en el momento de hablar de apoyos monetarios y demás, para que la zapatería haga parte de la verdadera competitividad, porque un 98 a 99%, es invisible.



Así, es imposible que la industria del calzado avance, porque quienes hacen el producto no muestran la cara; los reconocimientos son para los comercializadores que son maestros de las ventas con genialidades ajenas, a costos de producción irrisorios.

Lo que se vivió en el barrio de los zapateros –el Restrepo– durante la Semanota Comercial Cielos Abiertos, es un nuevo capítulo para enmarcar. Fue el despertar de quienes hacen guantes para los pies, quienes entendieron muchas cosas más… los 26 empresarios que expusieron en la Casa de la CCB y la activación de marcas; más los 30 que durante dos días vendieron calzado y artículos en cuero a campo abierto, bajo carpas, al lado de la Iglesia La Valvanera, demostraron que es indispensable la disciplina empresarial para ser más contundentes en los mercados.



La experiencia fue espectacular, ojalá se vuelva a repetir la Semanota Comercial Cielos Abiertos del Restrepo – Feria del Cuero, Calzado y Marroquinería, expresaron los expositores, quienes mediante el voz a voz, ahora le están haciendo saber a sus colegas que, para alcanzar las metas, es necesaria la legalidad, que es lo que tiene a disposición la Cámara de Comercio de Bogotá, que ahora busca a los actores de la industria de la moda, los zapateros y los marroquineros, para que sean empresarios eficientes, ofreciéndoles pedagogía y enseñándoles cómo alcanzar nichos que garanticen solidez.

Inclusive, les pone sobre la mesa capital de trabajo, contrario al pasado, cuando los zapateros tenían que ir a las oficinas de la Cámara de Comercio en busca de asesoría.

El revolcón de Ovidio Claros en la CCB, es total y tendrá que ser aprovechado por quienes se dedican a producir calzado y artículos en cuero, que están concentrados en el Restrepo y deberán dejar el miedo, para entrar al Salón de la Moda, con zapatos, bolsos, carteras, maletines y cinturones que marquen la diferencia.



Zapatero y marroquinero que no aproveche los beneficios que les pone en pasarela la Cámara de Comercio, es porque no quiere estar en línea con las tendencias y los negocios del siglo XXI. Lo que está haciendo la CCB por los fabricantes de calzado y marroquineros del Restrepo no se había visto en los últimos 20 años.

Durante La Semanota Comercial del Restrepo – Feria del Cuero, Calzado y Marroquinería, hubo ventas al público, y, aunque no fueron voluminosas, ningún expositor se fue en blanco. Era imposible vender en varios días lo que no se vendió durante el año, pero se vendió y se hicieron contactos para comercializar a gran escala, manifestaron quienes tuvieron el honor de darse ese vitrinazo.

“La Semanota Comercial Cielos Abiertos – Feria del Cuero, Calzado y Marroquinería fue exitosa”, dijo Edwin Betancur (Creaciones Isabella Betancur), un joven emprendedor que está aplicando los nuevos modelos empresariales para competir. “Es necesario organizarnos para triunfar, comenzando por la calidad y las tendencias, eso es bastante importante”, continuó Betancur, quien hace parte de la segunda generación de zapateros, que lideran sus padres Jairo y  Haydee (Creaciones Suavecitas).

“La zapatería es un arte encantador. Pensar en los pies de los demás, es algo bonito… ver a la gente caminando con el calzado que nosotros hacemos es emocionante”, finalizó Edwin.

El cierre de la Semanota Comercial Cielos Abiertos – Feria del Cuero, Calzado y Marroquinería del Restrepo, contó con artistas de la talla de Gabriel Arriaga, Pechy Castro, Banda Karranga y el Showman José Fernando Porras, en el Parque La Valvanera; fueron seis horas de mucho ritmo.

El próximo año, no sería una sino varias Semanotas en el barrio Restrepo: en febrero podría ser la Semanota del Calzado Colegial, en mayo la del Día de la Madre, en junio la del Día del Padre, en septiembre la del Día de Amor y Amistad y en octubre la Semanota de fin de temporada. Pero que tengan impacto en todo el comercio, sugieren los productores y comercializadores de calzado y afines, con el fin de que los beneficios lleguen a chicos y grandes. El Restrepo, por ser a cielo abierto, requiere que un evento como la Semanota Comercial involucre a todo el sector económico de la zona, entre ellos la gastronomía y la rumba.

El modelo está desde hace muchos años, cuando la Semanota Comercial era organizada por los empresarios y líderes del barrio Restrepo Ampliado (Ansecalz y Afines y el Periódico El Peletero). Ahora, con la alianza entre la Cámara de Comercio de Bogotá y la Alcaldía Local de Antonio Nariño, es más fácil la consecución de recursos. No podrán ser los 163 millones de los presupuestos participativos, deberán sobrepasar los 500 millones de pesos, que era la cifra inicial, que la fueron disminuyendo con traslados a otras actividades, por iniciativa de los políticos, que dicen impulsar el desarrollo económico, pero, con excepciones, es poco lo que aportan, pues cada uno quiere ser protagonista, piensa más en amarrar votos que en la industria y comercialización de calzado y afines, que son las que le dan identidad al barrio Restrepo Ampliado, que ha venido de más a menos y necesita una reactivación urgentemente.



La Cámara de Comercio de Bogotá, según el cronograma, reabriría en junio la sede del Restrepo, y tiene el dinero, la logística, el conocimiento y los alcances para que la zapatería recupere los espacios perdidos.

El primer paso fue la Semanota Comercial Cielo Abierto. Lo que viene será mucho más impactante… sólo dependerá del nuevo alcalde local, quien será nombrado por Carlos Fernando Galán, porque el actual (encargado) Manuel Calderón, está dejando un listón bastante alto: es un mandatario–gerente que interpreta a la perfección lo que significa la productividad.

Un alcalde, con el perfil de Calderón, es el ideal para el sistema moda, que concentra a muchísimos micros, famis y pequeños empresarios del calzado, marroquinería y similares, es el que debe manejar sectores productivos, como el de la Localidad de Antonio Nariño, que tiene al barrio Restrepo para mostrar por sus zapatos.

El Restrepo se vende solo. Eso es cierto, pero a diario habrá que darle manivela y se cuenta con personas de la categoría de Juan Diego Cardona y Damarys Acosta, de la CCB, quienes además de conocer el sector, saben el valor que tienen los zapateros y marroquineros. Juan Diego y Damarys, han sido fundamentales en el rescate de la Semanota Comercial; le han sabido llegar a los empresarios, por ello, se les facilita la tarea de convencer a los zapateros no sólo de participar en los eventos sino de tener la Cédula Empresarial, el registro mercantil de la Cámara de Comercio.



El Restrepo Ampliado pronto inaugurará la segunda parte de Zasca Calzado, que es prioridad del gobierno nacional, a través de Impulsa Colombia, que comanda Hernán Ceballos, el Sena con el liderazgo de Jorge Eduardo Londoño y con la organización de la Cámara de Comercio de Bogotá, que con la visión de Ovidio Claros, será sensacional.

La labor de los empresarios, líderes y organizaciones locales, también desempeña un papel preponderante en este reto. El conocimiento y compromiso que poseen los empresarios de la barriada, es admirable. A ellos se les tiene que reconocer su esfuerzo por mantener vivo y más competitivo el sector.

Elizabet (Moscoso), Mario (Reyes), Víctor Julio (Rodríguez), Yesid (Angulo), Ansecalz y el Periódico El Peletero, son bastiones de estos logros, que nacen en sectores aparentemente de poco impacto, pero que trascienden cuando apoyan organizaciones como la Cámara de Comercio, entidades del Estado y el gobierno local.

A ellos se les tiene que dar las muchas gracias, porque con ideas propias, además de sostener sus emprendimientos, obligan a que el gobierno central, observe con más decisión el sistema moda… la productividad, a este nivel.

Habrá cluster para rato… mucho cuero y demasiada tela para cortar. Con respaldo estatal o sin él, los zapateros, marroquineros y confeccionistas sostendrán sus emprendimientos, de eso estamos seguros, que nadie lo dude.


Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page