top of page

El Centro Comercial Cielos Abiertos lo tiene todo para la familia

🆉🅰🅿🅰🆃🅴🆁🅾🆂 🅳🅴🅻 🆁🅴🆂🆃🆁🅴🅿🅾, 🅿🆁🅴🅿🅰🆁🅰🅳🅾🆂 🅿🅰🆁🅰 🅻🅰 🅽🅰🆅🅸🅳🅰🅳

Los productores y distribuidores les tienen muchas sorpresas a los consumidores, comenzando por los precios de punto de fábrica de calzado y artículos en cuero. Al igual que tapabocas en materiales saludables, en todos los estilos y colores.



En el Barrio Restrepo, bien conocido nacional e internacionalmente, y considerado como la casa de las peleterías, fabricación y comercialización de calzado de Bogotá y de Colombia, la pandemia les dio durísimo a los empresarios, pero no se amilanaron.

Las tristezas por el adiós de seres queridos, las convirtieron en fortalezas… en medio del dolor y lágrimas, quienes hacen calzado, artículos en cuero y los comercializadores, se reinventaron para no dejar morir el sector, del cual viven no solo los empresarios, sino miles de trabajadores, que allí tienen el sustento fijo para sus familias.

Al no haber consumo de zapatos y por la urgencia de cubrirse la boca y la nariz, sin saber cómo se hacían tapabocas, lo intentamos, con tan buena suerte que dimos en el negocio que era. Inicialmente se fabricaron tapabocas a mano y con máquinas de la zapatería, después apareció la tecnología y reforzamos la producción, que, unida a las iniciativas de hombres y mujeres, básicamente con los más allegados, para evitar contagios, salimos adelante.

Tanto así, que dos años después de la aparición del Covid-19, la fabricación del ‘bozal humano’ continúa, pues es fundamental para quienes queremos la vida, dicen quienes de un día para otro se vieron en la obligación de dejar de producir calzado para dedicarse a los productos de bioprotección.

Lo que ha mantenido vivo el sector productivo del barrio Restrepo Ampliado, son los tapabocas, que ahora son de moda… el diseño también entró en el proceso, la gente quiere que la mitad de su rostro se vea bonito, y ¡se le tiene!, en todos los colores y estilos, dicen los productores de este artículo que se volvió parte de la canasta familiar.

A quien no lo utilice, lo miran feo. No hay necesidad de que le digan, ¡póngase tapabocas! Es una obligación. La misma gente se encargó de recetarlo, de lo contrario: a metros, no se me acerque, no me hable, pone en riesgo la salud y la vida de nuestra familia. Sin querer queriendo llegó al mercado un producto llamado tapabocas, al cual es necesario asignarle recursos a diario, por el uso de 8 horas (los desechables) y de un día los lavables.

En pocas palabras: el gremio del calzado y afines se reforzó con los tapabocas. Hoy no solo se dice: me gustan estos zapatos, también me encantan esos tapabocas, que son vendidos en droguerías, tiendas y almacenes.

Los industriales y comerciantes del Barrio Restrepo tendrán una doble ganancia en esta Navidad. Muchos zapateros hacen calzado y tapabocas; por consiguiente, la posibilidad de ingreso es mejor.

Estamos listos para recibir a los consumidores, manifiestan los comerciantes del Centro Comercial Cielos Abiertos del Restrepo, quienes les tienen de todo a los compradores, calzado a precios justos, marroquinería y ropa, lo mismo que tapabocas.

Hoy, el comercio del Restrepo tiene una espectacular gama de productos en un solo lugar, que lo hace más atractivo. Quienes van de compras al barrio de los zapateros, lo hacen atraídos por el calzado… es una tradición de más de 60 años, que llama la atención de todas las generaciones, de quienes lucen lo mejor.

Antes el barrio Restrepo tenía solo la zona comercial del calzado, ahora tiene el sector de los puntos de venta de fábrica, tanto de zapatos, como de bolsos, carteras, cinturones, morrales, sombreros y tapabocas, conocido como de las peleterías, en el que los compradores pueden adquirir los materiales para que les fabriquen calzado personalizado, sobre medidas, en talleres especializados, de acuerdo a la medida de sus pies.

Se estima que durante la Navidad y el Año Nuevo desfilarán por el barrio Restrepo entre 3 y 4 millones de visitantes, la mayoría de ellos compradores en familia y turistas, que podrán disfrutar, también, de una exquisita gastronomía y deleitar el paladar con las ensaladas de frutas que encontrarán en la Plaza de Mercado Carlos E. Restrepo, que son únicas en el mundo.

A quienes vayan de compras al Restrepo, se les recomienda hacerlo en Transmilenio, que tiene una buena cobertura por la avenida Caracas, carrera décima y la carrera 30, lo mismo que el transporte público.

El Barrio Restrepo de moda, hoy, mañana y siempre, por la comodidad del lugar, en el que los zapatos son y serán un motivo para ir de compras en un paseo de unión y amor de familia.

¡Bienvenidos!

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page