top of page
  • Yekojr

LA SALUD COMIENZA POR LOS PIES

Los cueros vacunos y veganos se tomarán el mercado

Los médicos, en un tiempo no muy lejano, tendrán que formular zapatos especiales







CUIDADO. Por lo general, lucimos el calzado que nos gusta, el que no incomoda y sobresale

por diseños y colores, lo que es normal en una sociedad consumista que, si acaso, pregunta si es en cuero, mas no qué garantías de salud ofrece.

Eso es normal. Existe poca cultura sobre la clase de calzado que se debe consumir durante las etapas de la vida. Al niño (a) se le tienen que poner zapatos que no atenten contra la formación de sus pies, pero pocos nos preocupamos por ese paso, que es esencial durante el crecimiento, lo cual resulta deformando las extremidades. Hasta ahí todo bien. Eso tiene solución, si el problema se detecta a tiempo.

El tema es más profundo y tiene que ver con los materiales con los que se fabrican los zapatos que, científicamente, tienen unos parámetros, pero poco se utilizan, a no ser que los galenos interroguen durante una consulta qué zapatos utiliza el niño, pero especialmente en qué insumos (materias primas) están hechos. Si son en cuero (vacuno), excelente; si son en cuero vegano (a base de plantas naturales), que se pondrá de moda próximamente en Colombia, también son saludables, sin dejar a un lado las suelas, que también deberán cumplir con unos requisitos en el uso de químicos, dependiendo de si son en caucho, expanso, PVC o TR.

De eso poco se habla, pero por la pandemia se están descubriendo (saliendo a la luz pública) una cantidad de recomendaciones, que tendrían que ser vox populi; los sintéticos y plásticos, además de sudor, generan hongos, entre otros, que son dañinos. Por eso se dice que la salud comienza por los pies.

Hoy, la mayoría de materiales, con contadas excepciones, cumplen con los requisitos saludables, lo cual no deberá sorprender, es una ley de la oferta y la demanda que pusieron a caminar los chinos, que aprovechan al máximo lo que algunos desechan, pero que para ellos es oro en bruto y más si se trata de insumos para calzado, en los que se especializaron y surten un gran porcentaje de los materiales que requieren los zapateros a nivel mundial.

Colombia se abastece, básicamente, de insumos para calzado de procedencia china. Brasil y México también son proveedores importantes y ante las nuevas exigencias de los mercados, se están poniendo a tono con insumos saludables, diferentes a la piel de ganado y cuero vegano, que en España y Francia juegan un papel importante en la industria del calzado.

Ningún industrial del calzado y actor de la industria de la moda, deberá asustarse por la utilización de materiales certificados. Por el contrario, serán aliados de una transformación que está en mora de comenzar, por el bien de millones de consumidores, que padecen enfermedades que requieren zapatos formulados, entre ellos, además de los niños, los diabéticos quienes, para evitar daños, tienen que, en lo posible y hasta donde el bolsillo se los permite, utilizar calzado especial… saludable, que se caracteriza por ser fabricado en cuero y en materiales específicos, que no maltraten los pies y no produzcan lesiones… heridas, tendrán que ser súper suaves.

Estamos ad portas de un cambio extremo, que se ha venido dando paulatinamente, pero la pandemia aceleró absolutamente todo. El calzado natural, hecho en cuero (vacuno) y con químicos amigables, lo mismo que los cueros veganos, tendrá un consumo masivo. El boom del calzado producido en materiales de los que no se sabe su origen, seguirá de moda, pero la innovación también será en el uso de insumos, situación que le abre las puertas de par en par al cuero genuino, especialmente en Colombia, que está padeciendo exportaciones alarmantes de ganado en pie, mientras que un 60 por ciento de los cueros que se procesan en el país son vendidos al exterior, en azul.

Lo del cuero vegano, es interesante. Por tal razón debemos aplaudir la siembra masiva de árboles, entre ellos el caucho, que hará más accesibles las producciones de pegantes (adhesivos) naturales. Todos los árboles tendrán un uso, unos darán frutas y luego los transformarán en cuero. Es emocionante cuando se habla de naturaleza pura… de cuero, algodón y de fique, que son vitales para los textileros y las confecciones en pieles y telas.

El sistema moda de Colombia tiene un mañana bastante prometedor, se les escucha a quienes aman lo auténtico.

Para hacer posible lo del cuero vegano, es necesario que el Gobierno nacional se ponga en los zapatos de los empresarios, y cuanto antes adquiera las tecnologías que se requieren para procesar esa materia prima… que no solo hará de Colombia una potencia internacional, sino que se podría dejar esa dependencia de los chinos, a quienes el Covid-19 les cortó el vuelo. Hoy, los chinos no venden tan barato, de ahí que los zapateros y confeccionistas de Colombia estén padeciendo por la inestabilidad de precios de los materiales importados, que se encarecieron, situación que obligó a los distribuidores a subirles a los insumos, sin saber hasta cuándo; el dólar es una cauchera… estira y encoje, lo que paradójicamente les está dando el valor y la importancia que tienen los zapateros y productores de vestuario..


Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page