PRIMER CUARTO DE SIGLO

El Periódico Peletero es fruto de la perseverancia

Cerremos los chuzos y abramos las fábricas de calzado


Por: Víctor Manuel Bogoya Maldonado

Empresario, Analista y Líder


Cumple veinticinco años de circulación El Periódico el Peletero, esfuerzo loable y

olvidable compañera de todas las luchas Ruth, inició en el sector calzado cueros y afines del barrio Restrepo y, fruto de la perseverancia, fue ganando influencia y ascendencia en la Localidad Antonio Nariño para ir ocupando espacios en la ciudad y el país.

Debieron haber sido muchas las pruebas y dificultades que fueron superadas y hoy, en este mundo tan cambiado, continúa, incluso en tiempos de pandemia.

Felicitaciones inmensas a ese dúo dinámico por todos sus logros y gestas. Fraternal abrazo.

En las páginas del Periódico El Peletero hemos leído a diferentes columnistas, escritores de peso y aficionados a escritor, como quien escribe estas líneas, hablar de la problemática del sector, y en ellas ha destacado Yesid las diversas iniciativas de los gobiernos distritales y nacionales, con las mejores intenciones, pero bien alejados de la realidad.

¿MÁS EXPECTATIVAS?

Hoy se habla de tomarnos los mercados internacionales, iniciativa que es un canto de sirena y una ilusa expectativa, más idea de un desconocedor del sector y absoluto ignora


nte de los mercados externos, que de un estudioso serio, aterrizado y actualizado. Nos siguen vendiendo humo.

Un número importante de empresarios del sector de la Localidad, tuvimos la oportunidad de educar a nuestros hijos, viajar, conocer colegas de otros países productores, muchos acrecentaron sus fortunas materiales con el calzado, eso es innegable, ahí están a la vista los resultados. Sin embargo, crear una empresa con presencia e importancia en o


tro país, con calzado fabricado en el sector, con vocación exportadora, NO. ¿Y por qué? Sencillamente porque nuestro ADN no da para eso. Al igual que varios sectores económicos a nivel de pequeños y medianos productores, es bien difícil quitarse de la cabeza las costumbres colombianas, la mentira, la trampa, la ley del ventajoso, la ley del atajo, que no nos permiten avanzar. Hoy, vemos innumerables chuceros vender zapatos que dan grima, trompas caídas, contrafuertes arrugados, aún seguimos fabricando en hormas remendadas, los ‘diseñadores’ siguen escalando como hace 50 años. ¿Podremos con ese casete exportar? Por supuesto que no, y agréguele el incumplimiento en las entregas, en países donde las estaciones marcan las tendencias de moda, los tiempos de entrega son precisos, no como acá, que el lunes puede ser el martes o el jueves, la mañana tarde, febrero marzo.

Recuerdo las palabras del presidente de una de las importantes fábricas de


calzado del país en Junta Directiva Nacional de CORNICAL, quien comentó que llevaba 6 años ininterrumpidos exponiendo en la feria de Las Vegas, en el mismo stand, sin lograr vender un par. Estoy hablando de hace 40 años. ¿Si no le fue posible a una EMPRESA, podremos los chuceros exportar un par? De pronto lo haremos al barrio Kennedy.

CORRESPONSABILIDAD

Las empresas no son las máquinas, no son los dueños, no son las instalaciones; las empresas son la gente y lamentablemente en nuestro país ha hecho carrera hacer los productos de cualquier forma, importa recibir un buen salario el sábado, no importa si quedaron bien o mal los productos, si se desbarataron dos días después. Para que ese sueño sea posible, necesitamos cerrar los chuzos y abrir FÁBRICAS en todo el sentido de la palabra. Los que han seguido las notas en este medio informativo saben a qué nos referimos. En repetidas oportunidades se han mencionado las diferentes propuestas de expertos inter


nacionales y nacionales, volver a recitar lo mismo es llover sobre mojado, si alguien se tomara la molestia de leer la primera edición de la revista CALZADO, publicada por CORNICAL hace más de 60 años, entenderá que los avances en nuestro sector son magros. Por supuesto que hay fabricantes que han hecho la tarea, lamentablemente son pocos, necesitamos cientos, miles, con el cerebro reseteado.

Observemos este elemental ejemplo para entender que para hacer un par de


zapatos bien hecho no necesitamos marcianos, necesitamos sentido común, necesitamos seriedad y criterio empresarial.

El famoso ‘pisahuevos’, o María Luisa, 901 para Panam, o como le quieran llamar, tiene una capellada, dos laterales, un refuerzo externo, ninguna otra pieza, ¿sencillo verdad? Observemos un modelo de estos que cuesta 1.000 USD elaborado por una empresa reconocida del exterior y veremos varias versiones fabricadas en nuestro país, con una simple mirada encontraremos las enormes diferencias: el corte izquierdo es diferente al derecho, la proporción de la capellada con los laterales es armónica y agradable a la vista, los forros y la costura, sí señores la costura, es perfecta, 7 puntadas por pulgada, ¿e


s difícil entender eso?

PASO OBLIGADO

Hoy el mundo ha cambiado, la pandemia adelantó varios años el avance en la forma de hacer negocios y vender. Las redes, las ventas on line, han avanzado a pasos agigantados, podemos vender a través de estos medios a compradores al otro lado del mundo, a nivel local muchos fabricantes han posicionado sus productos logrando defenderse ante esta locura que revolvió la humanidad y nos hizo entender lo frágil que somos ante un enemigo invisible, nos hizo entender que no hay religión, raza, origen, condición social, con


ocimiento, que se salve de su mortífero contagio.

El gran jugador del mundo en el mercado del calzado sigue siendo China, seguido de India, que avanza a pasos agigantados. No olvidemos que fabricar calzado es intensivo en mano de obra, por lo tanto el país que ofrezca mano de obra barata fabricará calzado y demás productos con esta característica; hoy Colombia no lo es, el costo laboral legal versus la productividad de un trabajador, no permite competir con estos monstruos; en el barrio hay trabajadores que ganan semanalmente cerca de 1 millón de pesos, jornadas de 12 y 14 horas lo permiten, son trabajadores ágiles y productivos en la medida que hacen su parte de la fabricación en grandes cantidades, son mercados de volúmenes que abastecen mercados populares y líneas definidas como colegiales, deportivos, dotaciones, pero ¿zapatos de calle? ¿Zapatos con valores agregados? Como dijera un experto, venden materia


les no valor agregado.

LOS RESULTADOS

De otro lado, ¿cuántos recursos ha recibido el sector para mejorar la competitividad en los últimos 50 años? Miles de millones. ¿Y cuáles han sido los resultados? Muy negativos en la relación inversión versus progreso. La foto sigue siendo la misma, el antes y el después no han avanzado. Uno de los principales problemas que tiene nuestro país son los subsidios, lo regalado, gastamos cerca de 70 billones de pesos al año en regalos y subsidios, como resultado tenemos una buena parte de la sociedad mendicante, perezosa y tramposa. ¿Cuántos colados hay en el SISBEN? ¿Cuántos en los diferentes programas del Estado?

Este problema y muchos otros que nos agobian requieren una reforma estructural. Para empezar, debemos eliminar los subsidios, no queremos mendigos, queremos gente empoderada y dueña de su destino, lo que requerimos con urgencia son OPORTUNIDADES, requerimos que se premie a los que hacen la tarea, a los que se esfuerzan por avanzar y aportar a la sociedad, no a los amigos de los ejecutores de los programas.

MUCHAS TEORÍAS

El modelo de intervención ha sido siempre el mismo, a través de una organiz


ación, ONG, o Universidad, se colocan importantes recursos para X o Y programa a un sector económico, la administración de estos dineros cuesta cerca del 25%, se contratan CONSULTORES a quienes en muchos casos se les olvida que estamos en Cundinamarca no en Dinamarca.

Echan su carreta, piden a los participantes llenar una planilla y firmar la asistencia y cobran, hacen presentaciones magistrales en power point, con hermosas gráficas, cifras y colores, se acaban los recursos, se van y todo sigue igual. Somos tan obtusos que seguimos con el mismo sistema. Por favor, señores de los gobiernos locales y nacionales, EL QUE HACE LO MISMO, RECIBIRÁ LO MISMO; cambien, jueguen otro número.

VARIOS

1.- Con profundo pesar registramos la pérdida de personas cercanas y queridas en nuestro sector, destaco a dos:



a. Orlando Amador, maravilloso ser humano, afable, sonriente, buena gente, gerente de una de las empresas icónicas del país –Fábrica de Calzado Gerama-, con labores continuas por más de 70 años.

b. Juan Camilo Cadavid, hijo del hacedor de la cadena de calzado infantil más importante del país Titinos, Juan Pablo Cadavid; como lo expresara él, se fue un ser de luz.

Dicen nuestros indígenas, “solo morimos cuando nos olvidan”.

2.- El país está hoy como hace 200 años, nos estamos matando entre nosotros.

Después de la independencia, los seguidores del Libertador se mataban con los seguidores del Hombre de las Leyes; después de varias guerras intestinas, fueron los seguidores de los dos partidos tradicionales que al agitar el trapo se mataban; hoy nos hemos dividido en dos sectas: nos atacamos irracionalmente y matamos entre hermanos, el nivel de tolerancia y respeto por los contrarios es cero. ¿Y los verdaderos problemas del país? Ahí siguen, el problema no es con el que piensa distinto, el problema es con las élites que se han enquistado en el poder por décadas, continuamos siendo los tonticos del paseo: nos insultamos, ofendemos y matamos



¿Hasta cuándo seguiremos siendo los idiotas y estúpidos de hace 200 años? Pareciera que en nuestra sociedad seguimos actuando como nuestros antepasados, el hombre de Neanderthal, no hemos desarrollado nuestra capacidad de analizar y pensar, nuestro cerebro debe ser estrujado, sigue pesando menos de 1.000 gramos.

Los verdaderos problemas del país no se atacan a fondo, la inequidad, la nula calidad de la educación pública, la politización de la justicia, el excluyente acceso a la salud de calidad, la corrupción impune de las élites, de todos los poderes: ejecutivo, judicial, legislativo, eclesiástico, militar, empresarial, comunicaciones, y un largo etc., que todos conocemos, se tratan con paños de agua tibia.

Requerimos con urgencia un nuevo liderazgo, erradiquemos de raíz las élites que han robado los recursos públicos por años, que han acrecentado sus fortunas con el sufrim


iento y marginación de la mayoría, hoy estamos en una situación social parecida a la de Francia antes de la famosa revolución, se hace urgente un nuevo CONTRATO SOCIAL que incluya a la juventud en su agenda, un nuevo derrotero que colme las expectativas de los muchachos, que son los encargados de la construcción de una nueva sociedad donde quepamos todos, respetándonos en la diferencia, donde desarrollemos las nuevas realidades del Siglo XXI, pero sin regalos, sin subsidios, sin prebendas, donde el que actúa con honestidad y sentido comunitario reciba recompensas del Estado, no la feria de los recursos públicos para conseguir votos y perpetuarse en el poder.

3.- Al iniciar el presente siglo la unión, trabajo y empeño de empresarios del


sector permitió adelantar iniciativas que fueron exitosas en su momento. CORINCA ocupó espacios en el Consejo Superior de la Microempresa, desde ese escenario planteó el programa Tienda Escolar, que recibió apoyo incondicional del último ministro de Desarrollo Industrial, el doctor Eduardo Pizano De Narváez; de la Cámara de Comercio en cabeza de la doctora María Fernanda Campo; del director de la Cámara de Comercio del barrio, doctor Germán Triviño; del Boletín del Consumidor, de varios alcaldes y gobernadores y, por supuesto, del referente comunicacional del sector: El Peletero. Con esos apoyos y respaldos hici


mos presencia en 168 municipios durante los 6 años que duró el proyecto. Calzado escolar fabricado en el barrio, uniformes, útiles y 200 referencias más, fueron llevados a sitios apartados como Bahía Solano (Chocó), San José del Guaviare (Guaviare), San Andrés Islas (San Andrés y Providencia), entre otros, que fueron testigos y usuarios del proyecto.

Misiones empresariales que permitieron visitar ferias, fábricas, centros tecnológicos, embajadas de nuestro país y por supuesto algo de historia de los paíse


s visitados, referentes del sector a nivel mundial como: México, Italia, España, Brasil, China, nos recibieron con espíritus abiertos.

20 Empresarios afiliados a CORINCA expusieron sus productos en la feria del sector en León Guanajuato en el año 2003, con sus recursos.

Con recursos del SENA, Proyectos de mejora en los procesos productivos con la ayuda de técnicos mexicanos durante 6 meses en las fábricas, no en el tablero.

Con recursos de Proexport (costo del stand) exhibimos calzado fabricado en el barrio en la Asia Pacific Leather realizada el año 2006 en Hong Kong; sí señores, nos metimos en la boca del lobo, China, la mamá de los pollitos. Con recursos de esta misma entidad (destinados a arrendamientos del local) abrimos la Tienda del Cuero en Dallas, Texas, vendiendo calzado, marroquinería y prendas de vestir en cuero.

Estas y otras iniciativas privadas, sumadas a las públicas, la más destacad


a el montaje del Centro de Servicios Empresariales ZASCA, hicieron posible impartir curso de diseño a cargo de 3 diseñadores italianos de Ar Sutoria, así como la instalación de parte de CEINNOVA, las cuales son referentes a la hora de emprender nuevos liderazgos. Ahí quedan en la memoria colectiva aciertos y errores que pueden ayudar a la construcción de nuevos proyectos que beneficien al sector; no repetir los errores del pasado nos puede ayudar a encontrar el nuevo derrotero que saque del marasmo al sector, entendiendo las nuevas realidades. Ese es el reto.


21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo