top of page

Llamado de empresarios a los consumidores colombianos

SÚMATE Y COMPRA LO NUESTRO

El calzado y la ropa nacionales marcan la diferencia




EL DESCENSO en ventas tiene en ascuas no solo a los fabricantes y comercializadores de calzado, ropa y gastronomía, sino a otros sectores de la pequeña economía, que se mueven como pez en el agua en San Victorino, considerado el ‘paraíso’ comercial del centro de Bogotá y de Colombia.

Los micro, fami y medianos empresarios han encontrado en San Victorino el lugar perfecto para vender los zapatos y vestuario que producen de lunes a miércoles y de jueves a sábado en los barrios y comercializan en los tradicionales madrugones, que comienzan a la media noche y finalizan terminando la tarde, en los que comercializadores del país vienen a comprar al por mayor y al detal para surtir sus negocios, y durante los otros días, además de vender, recogen pedidos, lo cual hace que sea una dinámica económica permanente.

Después de la pandemia, el movimiento económico no ha sido el mejor; se vende, pero no en las mismas cantidades. La situación empeoró durante lo transcurrido del 2023, según los comerciantes permanentes y quienes exponen en los madrugones, lo cual obligó a los líderes, inversionistas, empresarios y comercializadores a lanzar un S.O.S., en el que les piden a los consumidores Comprar Lo Nuestro, Lo Hecho en Colombia, durante la Navidad y siempre, porque son muchos los empleos que se generan; de aquí, de San Victorino, viven muchas familias, se les escuchó a Cristian Arango (líder de la campaña “Súmate”), a Yansen Estupiñán (Neos), a José Miguel Piedrahita (Textiles y Confecciones), a Albeiro Camacho (Sanandresitos) y a Enrique Gómez (Sector de la Gastronomía), entre otros.

“Súmate” es una súplica de los empresarios para que los consumidores Compren Lo Nuestro: calzado, vestuario y muchísimos artículos más, que solo se encuentran en San Victorino, que en la Navidad recibe a más de 5 millones de personas, entre compradores y visitantes, que son clientes tradicionales del GranSan, Compre Lo Nuestro, al igual que de Visto.

San Victorino es un espacio gigante en el que están varios centros comerciales, en los que los consumidores encuentran desde una aguja hasta todo para el hogar, siendo los sectores calzado y ropa unos monstruos, que surten el mercado nacional. La mayoría de los productos, por no decir que todos, son hechos con manos colombianas, especialmente en el sur del Distrito Capital, lo cual es un valor agregado para el desarrollo empresarial y la creación de empleo.

San Victorino se ha ido modernizando, y más por la Navidad, en la que el comercio organizado tiene que compaginar con los vendedores ambulantes, a quienes las autoridades distritales tratan de organizar… disciplinar, para que los consumidores se puedan movilizar con las garantías de seguridad suficientes, en medio del tumulto.

Durante nuestra visita pudimos constatar que los comerciantes están dispuestos a aplicarle un poco de pedagogía a la atención al cliente. Para tal fin, John Jairo Canchón López (Madrugón Colombia Moda) realiza jornadas, de la mano con el Sena, pues es necesario saber a quién se contrata, cuál es su presentación personal y el estilo de atención.

Antes se contrataba, durante la temporada, a jóvenes de ambos sexos, a quienes se les exigía relativamente poco, y dejaron amargas experiencias, situación que obligó a hacer un filtro para saber antecedentes de las personas y de esta manera evitar robos y cosas desagradables, según los dueños de los almacenes, quienes se esmeran por la imagen de San Victorino.

La comodidad en San Victorino debe ser la suma de muchos esfuerzos y voluntades, para que “Súmate” y “Compre Lo Nuestro” sean propuestas que beneficien a todos, según los inversionistas y líderes, quienes confían en que durante el fin de año podrán cuadrar caja, del 1 al 31 de diciembre. Los consumidores son nuestros grandes aliados en este propósito de recuperar una economía, que está teniendo más bajas que altas, se les escucha a los comercializadores de zapatos, vestuario y otros productos, quienes les hacen un llamado a los compradores para que “Súmate” y “Compre Lo Nuestro” sean a nivel nacional, que se sientan en los 32 departamentos y en los más de mil municipios.

La economía colombiana recuperará los espacios perdidos, si los consumidores lucen zapatos y ropa nacionales. Esa es la verdad. No es fácil que el calzado y la ropa que fabrican los microempresarios sean adquiridos dentro del Plan de Dotaciones del Estado. La Policía utiliza 30 mil pares de zapatos, el Ejército 70 mil pares de botas, igual número de camisetas, medias, vestidos y similares.

Ninguna microempresa tiene la capacidad tecnológica y de respuesta; por eso, las dotaciones estatales las hacen 3 o 4 empresas que cumplen con los requisitos de Colombia Compra Eficiente, que les tiene las puertas abiertas a todos, pero es difícil que muchas clasifiquen, por las exigencias, le dijo un experto al Periódico El Peletero.

Ellos contratan con empresas sólidas, para evitar problemas, como los del pasado, por incumplimiento y calidad. A nadie le cierran las puertas, pero a la hora de escoger, las garantías son las que marcan la diferencia, agregó nuestra fuente.

Conclusión: el gran mercado de los micro, fami, pequeños fabricantes y comerciantes del sistema moda: calzado y ropa está en San Victorino Bogotá, el Hueco en Medellín y en lugares populares de Bucaramanga, Cúcuta, Cali, Ibagué, el Eje Cafetero, Barranquilla y Cartagena, donde es emocionante ver a los comerciantes mayoristas y minoristas de vestuario, acordar negocios, bajo el lema: lleve la mercancía, pague de contado y qué más necesita… se lo producimos.

Lo bonito de “Súmate” y “Compre Lo Nuestro” es que quienes lo idearon le dan espacio a los líderes que desean hacer parte del fabuloso plan, que nació en el Corazón de Bogotá, pero con alcance nacional. El propósito es que la economía colombiana vuelva a retomar el ritmo, dejando a un lado la politiquería; aplicando los conocimientos de los empresarios y comerciantes, tanto de la industria de la moda, como el de la gastronomía y de otras líneas, que son esenciales en el desarrollo humano.

La meta es reactivar en un 100 por ciento la economía de Colombia. Los grandes aliados son los consumidores; sin ellos, será imposible… estamos convencidos de que entre todos haremos realidad el fortalecimiento de la producción y las ventas, lo cual le abrirá muchísimas puertas al empleo y a la mano de obra.

“Súmate” y “Compra Lo Nuestro”. Hágalo por Colombia y por la calidad de vida de miles de trabajadores, que viven de un salario, que tendrán asegurado si las ventas de vestuario, gastronomía y demás artículos hechos con manos colombianas, son adquiridos por los consumidores.

Llegó el momento de demostrar que Colombiano Compra Colombiano.

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page