top of page

Zapateros y sueleros piden a autoridades aplicar justicia.

PLAGIO…´QUÉ MIRAN BOBOS

Marcas patentadas ante la Superintendencia de Industria y Comercio, es prohibido copiarlas.



MUCHOS empresarios de la cadena productiva del cuero, calzado, marroquinería y afines, han viajado a Italia y a otras naciones, en busca de productos exclusivos: estilos de calzado y suelas, haciendo millonarias inversiones. Para asegurarse de qué son los únicos que pueden utilizar esos diseños, patentan sus marcas, con el propósito de que no se han copiadas (plagiadas) y ha sorpresa cuando descubren que, antes de que sean lanzadas al mercado, aparecen en vitrinas, lo cual no solo causado indignación, sino que ha generado millonarias demandas.

A mí, me copiaron unas suelas, hace varios años. Hice una importante inversión y resulte perdiendo dinero. Sin embargo, espero recuperarlo por indemnizaciones. Lo que se patenta, solo lo puede tener en el comercio, quien pagó el derecho, una exclusividad. Tengo las evidencias de quienes han plagiado nuestros de estilos, comentó un fabricante de suelas, quien confía en que muy pronto la Superintendencia de Industria y Comercio y las autoridades harán respetar la Ley.

El empresario, considera que, tiene un ahorro y … con intereses. Quienes han violado las normas tienen que pagar caro, el uso de lo que está patentado, sin ningún permiso. Eso es un robo, que para unos es viveza, y no es así, lo ajeno es intocable.

Igual pasa con el calzado, que es copiado descaradamente, situación que, está obligando a los fabricantes organizados a cerrarles las puertas a quienes dicen querer mirar estilos, se llevan la idea y mandan a fabricar en los tradicionales satélites, donde les cobran lo mínimo, causándole graves daños a quienes se preocupan por darle grandeza a la industria zapatera.

No es envidia, ni es egoísmo, pero hay que analizar a quien se le permite ingresar a la empresa, no sabe que intenciones tenga: si la de comprar o la de copiar, se le escuchó a un fabricante, quien para evitar plagios, antes de la visita, le hace un test al interesado en comercializar su calzado, para no caer, en el error, de miro lo que me interesa y lo hago fabricar en el taller familiar del barrio, donde me cobran la mano de obra, porque el comprador en volúmenes lleva los materiales.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page