top of page

Fabricantes colombianos se preparan para competir.

LAS FERIAS DE CALZADO ARRANCAN CON LA IFLS

Los comercializadores necesitan zapatos de última moda para atender las necesidades de los consumidores.


El mejor competidor es uno mismo: si hacemos lo mejor, no hay rival. Bajo el lema “Los fabricantes de calzado de Colombia hacemos parte de la élite”, los zapateros preparan las colecciones que lanzarán durante el calendario ferial 2024, que comenzará con la IFLS en Corferias de Bogotá, del 6 al 9 de febrero, en la que son esperados, según los cálculos de Germán González, presidente de Acicam, no menos de 500 expositores.

Como siempre, la Feria del Calzado y Afines de Bogotá, es la que marca el paso, es el termómetro para medir qué sucederá durante la temporada, que será buena. No hubo grandes pedidos a finales del presente año… los comercializadores necesitan mercancía para atender a los consumidores que, a última hora, salieron a comprar y están agotando las existencias.

A la par de la IFLS, en la que estarán empresarios de los Santanderes, Antioquia, Valle, Eje Cafetero, la Costa y Pasto, e invitados de Brasil y México, habrá expositores en los hoteles aledaños a Corferias, que se convirtieron en centros de exposiciones, lo cual hará que haya bastantes pedidos. Cabe destacar que varios zapateros que lanzaban sus tendencias en los hoteles ahora lo hacen en el Gran Salón de Corferias, gracias a las facilidades que les brinda Acicam en todos los aspectos, con el fin de que los comercializadores encuentren lo que requieren en un mismo lugar.

Después de la IFLS vendrá la Feria de Asoinducals en el Centro de Exposiciones Neo Mundo de Bucaramanga, bajo la organización de Wilson Gamboa. Allí estarán no menos de 400 expositores, cifra ésta que podría aumentar, pues Gamboa ha venido realizando un trabajo para que los zapateros que exponen en los hoteles lo hagan en Neo Mundo.

En la Ciudad Bonita, además, se realiza la Feria Expocalzado, con el liderazgo de David Rodríguez, quien tendrá en el Salón de la Cámara de Comercio a más de 350 expositores, especialmente familias y pequeños industriales de la ciudad y de la Zona Metropolitana, en la que brilla con luz propia Floridablanca.

Los zapateros bumangueses, por tradición, son dados a exponer en cinco hoteles, pero con el pasar del tiempo y ante la necesidad de darle más altura al sector, lo están haciendo en Neo Mundo. “…El factor costo es el que nos ha llevado a estar en los hoteles, pero por las facilidades y precio que nos ofrecen Asoinducals y Expocalzado, hemos tomado la decisión de cambiar de escenario…”, se les escucha a los fabricantes, quienes confían en acordar bastantes pedidos.

En Cali, Univac, con Humberto Romero y Gustavo Vivas a la cabeza, alistan exposiciones en las que 250 a 300 zapateros vallecaucanos, entre quienes se destaca Calzado Rómulo, lanzarán lo último en tendencias de calzado. Romero y Vivas hacen esfuerzos para reunir en un solo lugar a los fabricantes de la ciudad. En Cúcuta, Expocuc, con Patricia Peñaranda y Freddy Santander, ejes de Corpoincals, buscan que los dos eventos del año sean los mejores. En Medellín, Colombiatex, sin lugar a dudas el certamen insignia de la moda en Colombia, buscará ratificarse como el mejor, en confecciones e impulsar mucho más el calzado.

En Ibagué, Maquila y Moda, en Pasto, ExpoNariño, en Sucre, ExpoCaribe, realizarán ferias de la moda –calzado y confecciones–, para que los comercializadores mayoristas y minoristas les tengan a sus clientes los mejores artículos y, de esta manera, impulsar el desarrollo productivo.

El propósito es que los fabricantes de calzado de Colombia vendan, durante el año entrante, entre 25 y 30 millones de zapatos y, de esta manera, comenzar a abrirle las puertas al empleo. Actualmente, Colombia tiene una capacidad instalada para producir entre 50 y 60 millones de pares. Anteriormente, se pensaba entre 80 y 100 millones, pero, por la pandemia y la crisis económica, salieron del mercado más de la mitad de los micro y famiempresarios, por eso, se prevé que el número de pares esté por los 50 a 60 millones anuales, según los sabios y actores de esta industria, quienes le piden al gobierno nacional, además de apoyo monetario para impulsar sus empresas, un severo control al contrabando que, calladamente, está volviendo a tomarse el mercado de la moda.

Los inversionistas del calzado, confecciones y afines del país, a diario analizan qué estrategias aplicar para que el sistema moda vuelva a los primeros planos, no sólo en producto sino en la generación de mano de obra y empleo. Ellos confían en las promesas del Gobierno nacional, que a través de iNNpulsa Colombia, tiene en agenda apoyar con el Programa Zasca Confecciones y Zasca Calzado, 34 proyectos a nivel país.

La clave para que los programas tengan impacto, es que se pase de la virtualidad a la presencialidad, de lo contrario, la virtualidad continuará haciendo estragos: ni el calzado se hace en computadores, ni la ropa se diseña así, son oficios artesanales que se hacen a mano, con el apoyo de tecnologías básicas. La virtualidad no puede ser una herramienta para que los contratistas cobren, mientras que, a los verdaderos protagonistas del calzado y el vestuario, no les llega un peso.

Cuidado con eso, dicen los expertos.

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page